martes, 6 de julio de 2010

Cloruro de Magnesio y sus increibles propiedades.

El cloruro de magnesio o MgCl2 es un compuesto iónico a base de cloro, cargado negativamente, y magnesio, cargado positivamente. Es un ácido débil de Lewis; el hexahidrato, que cuando se calienta, puede experimentar una hidrólisis parcial. El cloruro de magnesio puede extraerse de salmueras o del agua de mar y es una gran fuente de magnesio, obtenido por electrólisis. Bien . . . esta es la definición más o menos oficial de uno de los productos que no deberían de faltar en el cuidado de nuestro cuerpo durante practicamente toda la vida.

La historia del cloruro de magnesio comienza con la I Guerra Mundial. En 1915, el profesor Delbet fue enviado al frente como cirujano. Se espantó por la cantidad de heridos que morían por infecciones a pesar del empleo masivo de desinfectantes. Tras haber probado diferentes productos en solución en cultivos de células, descubre que el cloruro de magnesio aumenta de forma muy importante la fagocitosis (la capacidad de los glóbulos blancos de destruir las partículas perjudiciales).

A partir de estos trabajos, concluyó que una solución de cloruro de magnesio es mejor que cualquier otra para limpiar y curar las heridas. Describió estas experiencias en un artículo titulado «Citofilaxia» que remite en septiembre de 1945 a la Academia francesa de medicina.

En otro documento, el profesor Delbet describe las investigaciones que prueban la eficacia del cloruro de magnesio utilizado en las inyecciones.

En 1928, seducido por los trabajos de Grignard sobre el poder de los compuestos organomagnésicos, añade al cloruro pequeñas cantidades de otras sales halógenas de magnesio. Poco a poco, el profesor Delbet descubre que el cloruro de magnesio es útil en un amplio abanico de enfermedades, incluidas las patologías del sistema digestivo o de la piel, alergias o problemas circulatorios. Constata además que da energía a sus pacientes. Los trabajos que dirigió lo llevan a continuación a atribuir al cloruro de magnesio efectos preventivos frente al cáncer y la capacidad de tratar las lesiones precancerosas.

En 1932, otro médico francés, el Dr. Neveu, retoma los trabajos del profesor Delbet. Tendrá en cuenta 15 casos de poliomielitis tratadas con cloruro de magnesio. A continuación informará de su eficacia en un gran número de infecciones de las vías respiratorias, que van desde el simple constipado a la neumonía, pasando por la bronquitis o la gripe, en casos de gastroenteritis, sobre abscesos o llagas infectadas.

A pesar de los informes publicados por estos dos médicos sobre los sorprendentes resultados obtenidos con el cloruro de magnesio, hay que constatar que se encuentran pocos trabajos, por no decir ninguno, validados y publicados en revistas científicas con comité de lectura. Pero son numerosos los facultativos de la medicina alternativa que lo utilizan en la práctica cotidiana para devolver la energía en caso de fatiga, para prevenir o como tratamiento de enfermedades infecciones, como patologías invernales, incluso para tratar las gastroenteritis. Lo utilizan administrado por vía oral, o en solución desinfectante cuando se trata de problemas cutáneos. 
 

"La deficiencia de magnesio afecta la manera en la que envejecen las células y el envejecimiento celular acelerado afecta la manera en la que funcionan los tejidos", dijo David Killilea, científico del Centro de Nutrición y Metabolismo del Children's Hospital Oakland Research Institute. "Ahora creemos que las consecuencias celulares de la deficiencia de magnesio podrían conducir a enfermedades crónicas", añadió. Tiene múltiples acciones benéficas sobre el organismo, contribuye a depurar la sangre, disuelve los depósitos de colesterol de los vasos sanguíneos, activa y moviliza los leucocitos, y favorece la producción de anticuerpos.

Entre las principales funciones y propiedades del cloruro de magnesio hay que destacar la activación de vitaminas, enzimas, la formación de estructuras óseas y dentales, proteínas y anticuerpos. Además tiene una misión anti-estrés, antitrombótica, antiinflamatoria y cardioprotectora.
 
COMO PREPARAR NUESTRO APORTE DE CLORURO DE MAGNESIO:

Hervir 1 litro de agua. Luego introducir el contenido de un sobrecito de 33 gramos de Cloruro de Magnesio (se consigue en farmacias), en una botella o recipiente de vidrio (no en plástico).
Agregarle el agua hervida fría para disolverlo, luego mezclar y tapar. De esta manera se obtiene una preparación pura que se mantiene inalterable. No es necesario guardarlo en el frigorifico.
Dosis recomendada: el equivalente a una tacita de café, de acuerdo a la edad y la necesidad.

1. El Cloruro de Magnesio produce equilibrio mineral, como en la artrosis por descalcificación, reanima los órganos en sus funciones, como a los riñones para que eliminen el ácido úrico.
2. Regula la actividad neuromuscular y participa en la transmisión de los impulsos nerviosos.
3. Es un gran energizante psicofísico y equilibra el mecanismo de contracción y relajación muscular, previniendo la fatiga o cansancio muscular, evitando calambres y fortaleciendo los músculos, lo que es imprescindible en cualquier deportista.
4. Es necesario para el correcto funcionamiento del corazón pues desempeña un importante papel en el proceso de múltiples procesos biológicos.
5. Mejorando la nutrición y la obtención de energía, combate la depresión, los mareos y es un poderoso agente antiestrés.
6. Cumple una función primordial en la regulación de la temperatura del cuerpo.
7. Benéfico para evitar niveles altos de colesterol.
8. Regulador intestinal.
9.Juega un rol importante en la formación de los huesos.
10.También en la metabolización de carbohidratos y proteínas.
11. Es útil en problemas de irritabilidad neuromuscular como tétanos, epilepsia, etc.
12. Ayuda a disminuir lípidos (grasas) en la sangre y la arteriosclerosis purificando la sangre y vitalizando el cerebro, devuelve y conserva la juventud hasta avanzada edad.
13. Después de los 40 años, el organismo humano comienza a absorber cada vez menos magnesio en su alimentación, provocando vejez y enfermedades. Por eso, el Cloruro de Magnesio Debe ser tomado de acuerdo a la edad.
14. Previene y cura la próstata y hemorroides.
15. Previene la gripe
16. Alarga la juventud.
17. Evita la obesidad.
18. Es preventivo del cáncer.
19. Evita la arteriosclerosis.
20. Es un excelente laxante.
21. Modera los trastornos digestivos
22. Reduce la bronquitis.
23. Evita los sabañones.
24. Actúa como desodorante.

EDAD:

De 10 a 50 años: ½ dosis
De 51 a 70 años: 1 dosis a la mañana.
De 71 en adelante: Una dosis a la mañana y otra a la noche.
Para las personas de la ciudad, con alimentación de bajas calidades como refinadas y comidas enlatadas, deben consumir un poco más de Magnesio.

Para las personas de campo, la dosis puede ser un poco menos. Ciertamente se conseguirá una persona escapar de todos los males simplemente por tomar Cloruro de Magnesio, pero el consumirlo hará que todo sea más gratificante y llevadero. El Cloruro de Magnesio no crea hábito, no es un elemento químico, es un elemento natural, sin ninguna contraindicación y es compatible con cualquier otro medicamento simultáneo.

INDICACIONES:


En la columna: Nervio ciática o lumbar, sordera por descalcificación.

Tomar una dosis por la mañana, otra por la tarde y otra por la noche. Una vez obtenida la curación, se continúa tomando para evitar el regreso de la enfermedad, pero disminuyendo una o dos dosis por día según la edad.

En artrosis: El ácido úrico se deposita en las articulaciones del cuerpo, especialmente en los dedos que se hinchan. Esto sucede porque los riñones están fallando por falta de magnesio: hay que tener cuidado, los riñones pueden estar deteriorándose. Tomar una dosis por la mañana, si en 20 días no siente mejoría, continuar con una dosis a la mañana y otra por la noche.

Después de la curación, continuar con la dosis preventiva mínima según la edad.

En próstata: Según cuentan, un anciano no conseguía orinar, y en la víspera de la operación le dieron a tomar 3 dosis y comenzó a mejorar; después de una semana estaba curado, sin necesidad de cirugía. Hay casos en que la próstata vuelve a la normalidad. Tomar una dosis por la mañana, 2 dosis por la tarde y 2 dosis por la noche. Al conseguir la mejoría, continuar con la dosis mínima según la edad.

En ataques de vejez: Rigidez ósea, calambres, temblores, arterias duras con colesterol en sus paredes internas, falta de actividad cerebral. Tomar una dosis por la mañana, otra por la tarde y otra por la noche. Al obtener mejoría, continuar con la dosis mínima preventiva.

En cáncer: todos tenemos predisposición a padecerlo. Consiste en células malformadas por causa de algunas sustancias o de presencia de partículas tóxicas. Estas células no se armonizan con las sanas, mas no son inofensivas, solo hasta cierta cantidad que el Cloruro de Magnesio consigue combatir utilizando células sanas.

Felizmente el proceso canceroso lento, no causa dolores hasta aparecer el tumor, hay virus muy variados que invaden las células sanas produciendo ramificaciones El Cloruro de Magnesio, cuando la enfermedad está avanzada puede apenas frenar un poco la acción cancerosa, pero ya no cura totalmente, aunque hubo casos en que fue curado.

Existen indicios de que el cáncer es hereditario. El Cloruro de Magnesio es el mejor preventivo para el cáncer de mamas y para que el mismo no se degenere y forme tumores malignos.

Hay que evitar los alimentos cancerígenos. Cloruro de Magnesio como remedio. Es suficiente que el cuerpo esté normalmente mineralizado para que esté libre de casi todas las enfermedades.

Es aconsejable para todos los casos en que se haya logrado la curación esperada, disminuir las tomas del Cloruro del Magnesio a las dosis mínimas preventivas según la edad, para evitar que regrese la enfermedad y luego, también es recomendado descartar las tomas durante 2 a 4 meses para después continuar con períodos de 4 a 6 meses de dosis mínimas preventivas con el descanso intermedio mencionado.

La falta de magnesio en el ser humano puede provocar entre otras cosas: debilidad general, enfermedades degenerativas como el cáncer, tuberculosis, diabetes, también neuritis, trastornos nerviosos, debilidad en los huesos y anemia.

1 comentario:

  1. Gracias Ramòn Scso por la informaciòn. Es muy valiosa y oportuna, aunque la publicaste en el 2010. Saludos y felicitaciones

    ResponderEliminar